Principios del Partido Socialista de EEUU

Partido Socialista de EEUU

Principios del Partido Socialista de EE.UU

EL PARTIDO SOCIALISTA se esfuerza por establecer una democracia radical que pone las vidas del pueblo bajo su propio control – una sociedad no racista, sin clase, feminista, socialista, en donde el pueblo coopera en el trabajo, en el hogar, y en la comunidad.

El socialismo no es simplemente propiedad pública, un estado de asistencia pública, o una burocracia represiva. El socialismo es un nuevo orden social y económico en donde los obreros y los consumidores controlan la producción y los residentes de las comunidades controlan sus vecindades, hogares, y escuelas. La producción de la sociedad es usada para el beneficio de toda la humanidad, no para el lucro privado de unos cuantos. El socialismo produce un futuro que constantemente se renueva sin saquear los recursos de la tierra.

Bajo el capitalismo y los estados “comunistas”, el pueblo tiene poco control sobre las áreas fundamentales de sus vidas. El sistema capitalista fuerza a los obreros a vender su capacidad y habilidad a unos cuantos que son dueños de los lugares de trabajo, procurando ganancias del trabajo de estos obreros, y usando al gobierno para mantener su puesto privilegiado. Bajo los estados “comunistas,” las decisiones son tomadas por los funcionarios del Partido Comunista, la burocracia y los militares. El producto inevitable de cada sistema es el de una sociedad de clases con flagrantes desigualdades de privilegio, un agotamiento de las riquezas productivas y los bienes de la sociedad para propósitos militares, contaminación ambiental, y guerra en donde los obreros son obligados a pelear contra otros obreros.

Los pueblos a través del mundo necesitan abandonar estos sistemas que los explotan, y construir un nuevo mundo adecuado para toda la humanidad. Revoluciones democráticas se necesitan para disolver el poder ahora ejercitado por unos cuantos que controlan las grandes riquezas y los gobiernos. Con revolución nosotros queremos dar a entender un cambio radical y fundamental en la estructura y calidad de las relaciones económicas, políticas, y personales. La construcción del socialismo requiere un conocimiento y participación extensa, y no se llevará a cabo por una elite trabajando “en el nombre” del pueblo. 
La democracia radical es la base no solamente de nuestro socialismo, pero también de nuestra estrategia: (continuar a hacer click en "read more")

Read more...

Historia del Partido Socialista EEUU

Parte Uno: Los Primeros Años (1901-1945)

EL PARTIDO SOCIALISTA de los Estados Unidos de América fue formalmente organizado en una convención de unificación en Indianápolis en 1901. Los dos grupos que se unificaron fueron el Partido Social Demócrata (SDP) de Eugene Víctor Debs y la ala "Canguro" del viejo Partido Laboral Socialista (SLP). El SDP había sido organizado en 1898 por veteranos de la huelga de Pullman del Sindicato Americano Ferroviario, dirigido por Debs y con una gran mayoría compuesta de obreros nacidos en Estados Unidos. El SLP tenía sus raíces en los círculos de la Primera Internacional de Marx y del Partido de los Trabajadores de América, y era principalmente compuesto de inmigrantes de las grandes ciudades. Para los 1880’s, bajo el control de Daniel De Leon, se había convertido más intolerante de la disidencia interna y había sufrido varias escisiones.

Desde el principio el Partido Socialista (PS) fue la organización ecuménica para los radicales americanos. Sus miembros eran marxistas de todos tipos, socialistas cristianos, socialistas judíos zionistas y antizionistas, secciones de habla parlantes de lenguajes extranjeros, del movimiento de "un-solo-impuesto," y virtualmente cada variedad de radical americano. Sobre el tema divisivo de "reforma vs. revolución", el Partido Socialista desde el principio adoptó una fórmula de compromiso, produciendo programas que hacían un llamado para un cambio revolucionario pero también haciendo "demandas inmediatas" de una naturaleza reformista. Un tema sin resolver de siempre era si el cambio revolucionario podía llevarse a cabo sin violencia; siempre hubo pacifistas y evolucionistas en el Partido como también aquéllos en oposición a ambos pareceres. El Partido Socialista históricamente puso énfasis en cooperativas tanto como en sindicatos, e incluyó los conceptos de revolución a través de la educación y de "construir la nueva sociedad dentro del cascarón del viejo."

El Partido Socialista puso su mira de convertirse en partido importante; en los años previos a la Primera Guerra Mundial eligió dos Miembros del Congreso, más de 700 alcaldes, un innumerable número de legisladores estatales y concejales. El número de miembros llego a más de 100,000, y su candidato Presidencial, Eugene Debs, recibió cerca de un millón de votos en 1912 y otra vez en 1920. Pero como cualquier organización de ideología mezclada, siempre sufrió de disputas internas. Uno de los primeros desacuerdos fue sobre el Trabajadores de la Industria del Mundo (IWW), que Debs y De Leon habían ayudado a crear, como competidor a la Federación Americana del Trabajo (AFL). Algunos Socialistas apoyaban al IWW, mientras que otros consideraban el "sindicalismo dual" ser fatal para la solidaridad del movimiento obrero y apoyaban la facción Socialista en el AFL, dirigida por Max Hayes.

Durante la Primera Guerra Mundial, el Partido Socialista Americano fue uno de los pocos partidos en el movimiento internacional socialista que mantuvo su oposición a la guerra, y muchos Socialistas fueron encarcelados, incluyendo al mismo Debs. En 1919, hubo una gran división en el Partido, cuando aquellos que aceptaron el requerimiento de lealtad incondicional a la Tercera Internacional (Comunista) que formó el Partido Comunista (integrado en su mayoría por las federaciones de los parlantes de lenguas extranjeras) y el Partido Comunista Laboral (dirigido por John Reed). Bajo la presión de la Internacional, los dos partidos posteriormente se unieron, formando el Partido Comunista Unido(después convirtiéndose en el Partido Comunista USA).

Debilitado por la pérdida de los Bolcheviques, el Partido Socialista no postuló un candidato presidencial en 1924, pero se unió al AFL y a las hermandades ferroviarios en apoyo de la campaña electoral independiente del Senador progresista Robert La Follette de Wisconsin, esperando construir un Partido Campesino-Laboral permanente. En 1928, el Partido Socialista cobró nueva vida como una entidad independiente electoral bajo el liderazgo de Norman Thomas, un opositor de la Primera Guerra Mundial y el fundador de la Unión Americana de Derechos Civiles. 
En 1932, el impacto de la Grán Depresión resultó en revivir el apoyo para el Partido Socialista, y 896,000 votos fueron emitidos para el candidato presidencial del Partido, Norman Thomas. Pero, para 1936, las políticas liberales-izquierdistas del New Deal lo afectaron severamente. En ese año, David Dubinsky otros lideres socialistas de sindicatos en Nueva York hicieron un llamado a sus miembros a votar por Roosevelt, y formaron la Federación Social Demócrata para promover el socialismo dentro de las filas de la ala liberal/laboral del Partido Demócrata. Los votos emitidos para el Partido Socialista bajaron a 185,000, poca más del 20 por ciento de aquellos emitidos en 1932. El brote de la guerra contra el fascismo (la Segunda Guerra Mundial) y la prosperidad del tiempo de guerra debilitaron más a todo los partidos de izquierda.

Read more...

Sharing is Sexy!

FacebookTwitterStumbleuponReddit

Who's Online

We have 89 guests and no members online